5 de julio de 2010

Alza el vuelo.

Hoy soy como el sol.
Hoy eres tú mi luna.
Hoy nazco reluciente.
Hoy esperanzada vivo para verte.
Hoy soy como el sol.
¿Ya te has ido, Luna?
Cruzo el cielo imaginando que algún día podré tenerte.
Hoy pienso que estás a mi lado.
Hoy sueño, quiero retenerte.
Pero ya ha pasado el zenit.
Ya me estoy debilitando.
Me queda poco de vida.
Mi tiempo se está marchando.
El atardecer me consume.
Voy escondiendo mis rayos
porque no has venido,
porque no has estado,
porque es imposible,
porque has escapado.
Se apagan mis pupilas,
se esconde dentro mi esperanza,
se convierte en agonía,
dejo mi diaria danza.
Ahora muero, desconsolada.
Otro día, otras horas,
otra vida, y para nada.
Porque te busco, porque te siento.
Porque soy Sol y tú el sustento
que me da energías cada mañana.
Pero no llores, no me he marchado,
seguiré saliendo, seguiré buscando.
Porque hay veces, que aún de soslayo
consigo verte aquí en mi cielo.
Y me sonríes, yo me desmayo.
Porque por esos momentos vivo.
Porque por esos momentos muero.
Porque estoy muerta en vida.
Porque en vida estoy muriendo.

NoMeDesMelon

29 de enero de 2010

Ejercicio de Lengua, él es...

Él es mi rosa sin espinas.
Él es mi túnel sin salida.
Él es mi cura para las heridas,
Él es mi corazón y su latir.
Él es mi razón para vivir.
Él es mi realidad, mi sueño.
Él es mi amor, es mi vida, es mi dueño.
Él es mi pasión, mi calma.
Él es mi cuerpo, mi mente, mi alma.
Él es mi chispa, es mi fuego.
Él es mi vicio y yo soy su juego.








NoMeDesMelon

22 de enero de 2010

Tic tac, suena el reloj.
Tic tac, es la hora del té.
Tic tac, el Sombrerero llegó.
Tic tac, ¿Alicia qué ves?
Aquí me dejó,
el conejo se fué.
Por la madriguera caí
y no sé que hacer.
Aquí no sois pocos,
no dejo de encoger.
Estais todos locos,
quizá yo lo esté.
Tic tac, acaba la hora,
Tic tac, empieza otra vez.
Tic tac, ya me he enamorado.
Tic tac, Sombrerero, ¿me crees?


NoMeDesMelon

15 de noviembre de 2009

11 Latidos en mi corazón.

Como aquel blanco conejo
que entre los bosque vuela.
Como el que no sería viejo,
y niño siempre queda.
Como ese brillante zapato
que tantos corazones vuelca.
O como la ingenua, que no lo es tanto,
pero se pincha con la rueca.
Todas son historias.
Todas son poemas.
Y por mucho que pasen los años,
siempre queremos estar en ellas.
Pero ahora algo ha cambiado,
ha aparecido una nueva.
Sí, es nuestra historia.
Y resulta ser la más bella.
Tanto tiempo esperando,
y por fín entras a escena.
Y cuanto más tiempo va pasando,
menos quiero que salgas de ella.










¿El puzzle de mi vida?

NoMeDesMelon, por favor.

16 de septiembre de 2009

In Wonderland.



-Nunca quise irme, nunca- dijo con la voz ronca.
-Pero te fuiste y estuve sola- añadí enfadada.
Nunca había sido muy detallista, ni siquiera romántico, pero el Sombrerero se quitó su gran sombrero de copa verde selva y cogió algo de él. Sucesivamente alargó su brazo hasta rozar mis labios y fue cuando me dí cuenta de lo que me había regalado.. Era un beso, el Sombrerero me había obsequiado con un beso en la comisura derecha, y era sólo para él.
En ese momento me dio por pensar que quizá el Sombrerero no estaba tan loco como los demás creían, o, quizá me había contagiado con aquel gesto algo de su locura.
Me abrazó y seguidamente me dijo: - Jamás me iré del todo, siempre regresaré a por mi beso-.
Y sin darse cuenta el Sol, el cielo se volvió de color Coca-Cola.


NoMeDesMelon.

18 de julio de 2009

La cara hacía de espejo..

Dime donde estás, porque no te veo.
Dime qué has hecho y qué ha pasado, porque no te reconozco.
Dime donde quedan tus viejos recuerdos, porque te has olvidado.
Dime porque dijiste mañana, si sólo pensabas en hoy.
Dime cuando abandonaste todo, porque te veo acobardarte.
Dime cuando decidiste ser mala, dimelo al oído, nadie se enterará.

Dime ahora el por qué de tu nueva vida, y no te molestaré.
Dime donde quedaron tus principios, dime donde están, los buscaré..
Dime en qué endemoniada hora decidiste alejarte del mundo, me lo creeré.
Dime donde quedó el negro de tu ropa, tus botas altas, tu pintura en la cara, o yo te lo diré.
Dime qué consigues con lo que haces, dimelo y te seguiré.
Dime porque cambias día a día renunciando a tu pasado, y yo me callaré.
Dime porque me has hechado a patadas, por favor, dime el por qué.
Dime porque te has engañado, porque has cambiado, porque has abandonado tus ideas, y desistiré.
Dime, muy bajito, porque te estropeas tanto, porque te haces daño, porque te ayudaré.
Dime, dime si necesitas una sonrisa, y te sonreiré.
Dime si quieres que te olvide, dime si quieres que me aleje, porque si quieres lo haré.
Pero, dime amiga porque me has olvidado, y si quieres, me iré.





 NoMeDesMelon, nunca.

3 de abril de 2009

Buscando.



Me quedo sin voz pidiendo un porqué.
Me quedo sin luz esté donde esté.
Me quedo sin vida, me quedo sin alma.
Mueren mi personalidad, mi paz y mi calma.
Con la mente vacía y la vista cansada
busco un camino, pero no encuentro nada.
¿Y si quiero despertar de esta estúpida pesadilla?
¿Y si quiero volar en mil nubes de vainilla?
Siento deseos de echarme a llorar,
pero aunque me esfuerzo no lo puedo lograr.
El tiempo que pasa, la gente que miente,
mi cuerpo está frío, mi mirada ausente.
Entendí muchas cosas que antes no comprendía,
recuperé la consciencia, pero aún así me dolía.
Recuerdos lejanos, momentos vividos,
traumas superados, suspiros dormidos.
Transparencia de fondo, sonidos de olvido,
canciones horribles, textos sin sentido.
Castillos, princesas, terribles graznidos,
espadas, gigantes, jardines floridos.
Sonrisa fingida, tristezas mascardas,
mirar hacia el pasado y creer en las hadas.
Esperanzas, intentos,sueños e ilusiones,
y todo se ha hundido destrozando corazones.
Sucias mentiras, trucos y engaños,
sufrida inocencia, son simples apaños.
Fingiendo alegría vivo muriendo,
mintiendo cien días, me voy rompiendo.
Derrocho mi tiempo volviendome loca,
tirada en el suelo, callando mi boca.
Flotando en mi nube, buscando justicia,
gritando de miedo a una sombra ficticia.
Sufriendo en silencio, mirándome sola,
camino hacía delante y cuento mi trola.
Dándolo todo en una sola caricia,
dejando atrás todo, siendo mi delicia.



Eh, que NoMeDesMelón.